LA NAVIDAD ME DEPRIME...



Los medios de comunicación nos dicen que la época de navidad es un tiempo de “alegría, paz y amor”. Sin embargo, muchas personas no lo sienten así. Se estima que la depresión en esta época del año aumenta en las personas en un 40 %. Así también aumentan los trastornos de ansiedad, estrés, alcoholismo, entre otros. Las causas son múltiples, la navidad nos recuerda los seres queridos que ya no están con nosotros, tal vez la situación económica no es como nos gustaría, los conflictos familiares, experiencias negativas en navidades pasadas o simplemente la soledad en estas fechas. Asimismo, el fin de año recuerda a muchas personas el fracaso en sus objetivos propuestos.


¿Y qué hacer ante ello?

La depresión, ansiedad, la angustia entre otras cosas que las personas sienten en esta época puede ser el motor, o la fuerza para que las personas se decidan a perdonar, reencontrarse y compartir, pero en muchos casos no se sabe cómo transformar esos sentimientos negativos en un recurso de empuje hacia la construcción de situaciones que nos generen felicidad. Para ello es importante poder interpretar las situaciones que nos generan estas emociones de manera distinta y a la vez poder aprender a percibir nuestro alrededor de formar global (completa) y así tener la capacidad de reconocer aspectos positivos que acompañaron estos momentos y recuerdos dolorosos. Todo ello, de manera conjunta, nos podrán ayudar a vivir estas fechas, “en alegría, paz y amor”.

Razones para pedir ayuda
Pueden presentarse solo algunos de los siguientes puntos:

· Llanto frecuente al ver objetivos navideños o recordar eventos relacionados
· Rabia y cólera con personas constantemente, con o sin razón
· No ser capaz de tolerar el hecho de que muchos objetivos en el año no se cumpliera
· No poder frenar nuestras compras navideñas (compra compulsiva)
· Deseos de no existir
· Ataques de ansiedad con o sin motivo en donde falta el aire, mareos, vértigo, sensación de “estar pasando algo raro”, angustia, etc.
· Beber o fumar en exceso
· Ganas de comer en exceso gran parte del tiempo. A veces puede provocar nauseas el comer de esta manera. (las ganas de comer mucho se asocian con falta de afecto).

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
ATENCIÓN PSICOLÓGICA © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions