¿PRE-OCUPADO?


El principal problema que sufren las personas en la actualidad es pensar en cosas que han pasado o pueden ocurrir de manera constante. La familia, el trabajo o la propia salud, pueden ser objeto de constantes pensamientos rumiativos que sólo originan tensión, angustia, ansiedad, estrés, etc. Este tipo de respuesta, en vez de ayudar a solucionar el problema en cuestión, sólo nos indispone a afrontar la situación que origina dichos pensamientos. Es así que hemos querido enumerar algunas de los diagnósticos relacionadas con la preocupación para dar una idea general al lector. Hay que recordar que la preocupación no es mala en sí misma, de forma moderada nos ayuda a prepararnos para rendir un examen, cumplir con las tareas de la vida cotidiana, etc. Sin embargo, el exceso de preocupación que genera gran tensión psíquica y poco ayuda a resolver el problema, si puede resultar patológica.



·         Preocupado por cosas que han pasado

Depresión         

Pensar constantemente en situaciones del pasado que son percibidas como dolorosas hasta la actualidad,  es común de personas que tienen un trastorno del estado del ánimo como la depresión o la distimia.

·         Preocupado por cosas que pasan en el momento presente

Trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada es un trastorno psicológico en el que el individuo suele estar ansioso la mayor parte del tiempo, incluso por las cosas más pequeñas. Los síntomas principales son: Fatiga, irritabilidad, trastornos de sueño, dificultada para mantener la atención y gran tensión psicológica.

¿Preocupación por tu salud?

Hipocondría      

Es un trastorno psicológico que consiste en una preocupación constante por la propia salud. Las personas que sufren de ello tienen un temor real a estar enfermos; además, tienden a rechazar la opinión de los médicos cuando se les indica que no padecen enfermedad médica alguna y suelen buscar libros, páginas web o artículos que confirmen su diagnóstico.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

                Este trastorno tiene 3 síntomas principales: La obsesión, que es una idea constante que ronda la mente del individuo (las preocupación suelen estar referidas al miedo a enfermarse o que algo terrible pueda ocurrir). El segundo síntoma es la compulsión. Ante la idea de que algo terrible puede ocurrir, como por ejemplo enfermarse, el individuo inicia una serie de rutinas como lavarse las manos, lavar los cubiertos, etc., con el objetivo de hacer lo posible para evitar que esto suceda. El último síntoma es la duda patológica. Luego de que la persona ha hecho algo para evitar que su temor a que le ocurra algo suceda, inicia la duda de si lo ha realizado o no, o si lo ha realizado bien. De esta manera, vuelve a realizar el hecho preventivo (Siguiendo con el ejemplo anterior, volvería a lavarse las manos).

¿Preocupación por el trabajo?

Adicción al trabajo

                Cuando la preocupación por el trabajo es excesiva, mucha gente se acostumbra a estar preocupado. Es así que la persona que es adicta al trabajo suele buscar tener más labores para poder estar preocupado por ello. La adicción al trabajo suele responder a muchas causas de fondo, pero la principal es que el estar preocupado por el trabajo suele ser un escape a otras preocupaciones que la persona tiene.

Situaciones Vitales

Hasta el momento, se ha asociado el hecho de estar preocupado con el desencadenante o producto de distintos trastornos; sin embargo, es importante recalcar que muchos de los síntomas que son consecuencia de una preocupación excesiva, pueden surgir a partir de ciertas situaciones de vida, como crisis en el matrimonio, crisis de los 40, etapas de cambio en los hijos y en la propia vida, etc, que son calificados como problemas situacionales.
 Con ellos nos referimos a que si bien los síntomas colaterales pueden ser en su mayoría los mismos que son identificados en los trastornos mencionados anteriormente, se encuentran dentro del rango de lo esperable frente a estas situaciones que muchas veces aparecen de forma abrupta en la vida del individuo. No obstante, muchas veces existe dificultad para lidiar con ello y es recomendable acudir a un especialista que realice un proceso de acompañamiento con el fin de facultar una respuesta adaptativa a estos hechos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
ATENCIÓN PSICOLÓGICA © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions